De agendas, deberes y otros menesteres

27 Ene

Yo en vacaciones aprovecho para descansar de los deberes. Y no me refiero solo a sus deberes, si no también a los que nos ponen a los padres. Creo que nunca en la historia los padres y madres hemos estado tan ocupados, y nunca antes habíamos tenido tantas tareas que hacer para el cole de nuestros hijos.

Me refiero a esas notas que aparecen en las agendas (ese invento del demonio) del tipo “buscar información sobre los patos”, “traer fotos de animales de la selva”, “llevar flor para la Virgen”… Un suma y sigue que si lo multiplican por el número de hijos que uno tenga se convierte en un festival del humor y un sube y baja a la tienda de los chinos. La agenda es un invento muy útil, pensarán muchos. Y lo es por supuesto… ¡si la lees! Las agendas las carga el diablo, y si eres un poco #malamadre, le echarás un vistazo así de soslayo a la que te vas a la cama y entonces, ya será tarde para ti amiga. Porque no sé en otras casas, pero en mi revistero solo hay un triste Telva de hace 8 meses en el que obviamente no hay fotografías de ñus en su hábitat natural ni tampoco tengo a mano en mi biblioteca un ensayo sobre aves para comentar con El Mayor las diferencias entre la oca y el pato común. Así que suele tocar encender el ordenador, ponernos en manos de Mr. Google, darle caña a la impresora y hacer lo que se pueda.

Y ahora me corresponde entonar el mea culpa, porque sí, lo reconozco, a veces se me pasa mirarla, y entonces no me entero de las cosas que avisan con poco margen de actuación. Pero es que si me lo ponen un mes antes, malo también porque a los dos días se me ha olvidado y cuando llega el día D a mí que no me pregunten que yo no sé nada.

De hecho tengo ejemplos de los dos tipos, para que no digan que no me esmero.

El año pasado se nos olvidó comprar la flor para el día de la Virgen, de lo que nos habían informado con semanas de adelanto. Y nos tenían que ver a toda la Trifamily un domingo por la noche apatrullando el barrio en busca de una flor medianamente decente para llevar al cole. Trimadre explorando cada trozo de verde que aparecía por el camino y encima educando a los niños,” hijos míos, esto no se hace, solo en casos de emergencia”.

El segundo caso es más grave. Pónganse en situación. Semana previa a la Navidad. Último día de cole. Madre que ha estado dos días de viaje. Madre que lleva a los niños al cole por primera vez en todo el trimestre. Madre que se va acercando a la puerta con La Rubia de la mano y empieza a notar que algo no va bien. Madre que observa que la rodean pastorcillos, estrellas, Melchores y Gaspares a tutiplén. Mente de madre que empieza a pensar rápido y recuerda que el festival de Navidad del cole fue hace ya unos días. Algo no cuadra. Madre que llega con La Rubia a donde se encuentra su clase temiéndose lo peor. –

– “¡¡MamádelaRubia!! ¡¡mamádelaRubiaaa!!!”, me espetan dos mini-vírgenes María con sendos Nenucos bajo en brazo.

“Mmmm… Buenos días”, contesto educadamente mientras observo a La Rubia con el rabillo del ojo.

“¿No has mirado la agenda?, ¿no has mirado la agenda?”, me preguntan mientras me escrutan con la mirada.

“Ehhhh, creo que no” (empiezo a palidecer, ahora es La Rubia la que me mira fijamente)

“Podíamos venir disfrazados porque es el último día”, me dice la María rubia.

“De lo que quisiéramos”, me dice la morena, “aunque no era obligatorio”. (un poco de compasión por favor…)

En esto que aparece Fulanita, con su chándal del cole, mi salvadora: “No pasa nada, mi mamá tampoco la ha leído”. Me vuelve el riego al cerebro y hago un barrido por lo niños de la clase y sentencio: “¡Y las mamás de Zutanito y Menganito tampoco!” (mal de muchas #malasmadres, consuelo de tontas…).

La Rubia que es una bendita, me sonríe, me da un beso y se va con su amiga la del chándal más contenta que unas pascuas. Yo respiro hondo, miro a la culpa que ya se me ha agarrado del brazo, y juntas nos vamos al coche jurando en arameo, pensando por qué narices no miraría yo ayer la agenda y preguntándome para qué estoy metida en 3 grupos de Whatsapp de madres en los que no se habla de estas cosas.

El invento del mal del que somos esclavos los padres del siglo XXI

El invento del mal del que somos esclavos los padres del siglo XXI

Tampoco puedo dejar de mencionar a los que ya se están convirtiendo en clásicos de todo cole que se precie, como  la mascota itinerante, que te acompaña todo el fin de semana y con la que se supone debes hacer mil y una actividades súper interesantes y novedosas, al estilo de los padres de Caillou. Y a ti, más que llevártela al parque de atracciones lo que te dan son ganas de meterla en la lavadora. Y es que con la vida que lleva la pobre no es de extrañar que esté hecha una pena. Yo cada vez que nos toca vivo angustiada de perderla por algún sitio o dejárnosla abandonada en casa de la abuela.

Luego está el libro viajero, que lo tienes una semana circulando por casa y hasta el último día, a última hora no te enfrentas a él, porque a ver qué pones. Sí, tú, porque tu hijo de 3 años está a otros menesteres y el tema del libro, como decirlo… le trae al pairo.

En fin, yo este año me estoy esmerando y me he comprado un calendario familiar para apuntar bien todas las tareas organizadas por cada miembro de la unidad familiar. Ahora solo tengo que mirar la agenda para saber cuáles son. Ahí es .

Anuncios

6 comentarios to “De agendas, deberes y otros menesteres”

  1. Carolina enero 27, 2015 a 10:28 am #

    Yo el tema agenda de momento y hasta que la peque entre en primaria el próximo curso, lo doy por superado. Con el paso de los años, ahora que ya son más autónomos 12 y 9 (los mayores) son ellos mismos los responsables de gestionarla y sólo me comunican aquello para lo que mi intervención es imprescindible, dicese: nota de la seño haciendo constar que hoy el mediano dejo el libro en casa y fué a clase sin el material necesario para trabajar; o que la próxima semana hay excursión y tienen que llevar la autorización firmada y el dinero del autobus.

    Lo que llevo bastante mal son los grupos de papas/mamas de cada una de las clases de los tres y de cada una de sus actividades extraescolares… tenemos el del “Alumnos de 4º” “Futbol del Mediano” “Piscina del Mayor” “Infantil de 5” … y a estos añadiremos los que puntualmente se abren para los cumpleaños que determinados meses, dicese marzo, abril y mayo (¿a que nos dedicamos los padres en verano? pueden sumar entre 10 y 15… No me da la vida para tanto!!

  2. mamaenbulgaria enero 28, 2015 a 9:34 am #

    Jaja me parto! Qué bien que te lo tomes con humor! Aquí en Bulgaria no se hace nada de eso, ni agenda, ni mascota mugrienta, ni tareas de verano. Aunque puede que el primaria sí, no sé, lo descubriré el año que viene! Lo mejor es que no hay grupos de whatsapp de madres; por lo que contáis varias, parecen una pesadilla..

  3. paula sd enero 28, 2015 a 2:37 pm #

    jajajajajaja, me siento totalmente identificada con este post. La semana pasada tuve que comprar JARA y SEDAL porque la impresora se fue a la basura y no había otra alternativa a “fotos de animales”. Es genial, porque ahora M es experto en armas de fuego para caza…..lo que faltaba ya

  4. Anónimo enero 31, 2015 a 10:19 am #

    Lo has clavado Ana! Eres la mejor. Yo voy un paso por delante: me encuentro comentarios del tipo: ” no ha vuelto a traer los deberes de lengua…” Como!! no HA VUELTO?😖😁😁😁 y mirando tres días atrás veo con remordimiento y sensación de mala madre q hace 3 ( o mas) días que ya ponía el comentario en la agenda del demonio de la mediana buena hija, pero sí he visto ( creo)sí la de la mayor buena hija… El pequeño buen hijo…son tres agendas mas el quehacer diario de una casa de cinco … No me da la vida para tanta agenda y tanta notita !
    Y que decir de la mascota itinerante… sigo un paso por delante de ti… Nosotros la perdimos!😱😱😱😱😱 fue una semana de locura de búsqueda… Incertidumbre… Notas de la Profe… Levantamientos de sofá…sensación de abandono de un miembro de la familia… ( ya ves tu…) Y el viernes, ya fue la súper nota de la Profe:” mama de la buena hija, venga a hablar conmigo, el director encontró la mascota abandonada en un banco del parque que hay a la entrada del colegio…” Y allá me fui a hablar con ella, pensando si le echaba la culpa a la buenahijamediana … O a mi….. Y pensando: ” esta buenaseñoramaestra me podía haber ahorrado todo el trago de la semana… Lo sabia desde el primer momento…”
    Firmado : otra trimadre desbordada

  5. Charo febrero 13, 2015 a 8:46 am #

    Yo también soy trimadre y llegué a tu blog por una amiga común. Lo mío no es identificarme, es que me clavas! jajaja.

    Con respecto a la agenda, yo caí en eso a principio de año y sabes qué.. que no escribí nada porque sigue pasando lo mismo, quien lo mira y lo sabe (si lo apunto) soy yo y malpadre ni se entera. Así que le he dado una vuelta de tuerca al tema y he creado una cuenta de correo familiar. Dirás, ¿y eso para qué vale? pues que ahora los dos, en el teléfono tenemos el widget del calendario y podemos poner entradas los dos y verlo cuando realmente tienes tiempo (cuando robas un rato del trabajo, cuando vas al baño sola,…)

    Te dejo mi blog por si quieres echarle un vistazo o darme algún consejo que yo en esto soy novata. https://eljardindelaalegria.wordpress.com/ Y a ver si algún día nos conocemos buscando flores por las grietas de los adoquines de tu barrio o, mejor, tomando una caña.

    Besos!

  6. nurananu febrero 14, 2015 a 10:08 pm #

    Esa maldita culpa que nos llevamos pegadita del brazo a casa.
    Y llevar a tu hijo al cole sin guantes… con un palmo de nieve, cuando los otros van forraos… y te diga con voz lastimera que se le congelan las manicas… y volver corriendo a por los guantes y corriendo luego mas aun para no llegar muy tarde a trabajar, con solo una idea en la cabeza> lo tranquilo que estara su padre alla en la oficina sin dejar morir una neurona con estos menesteres… y luego busca un ratico pa mirar la agenda, claro jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CON GORRO . . . Y A LO LOCO

como madre, busco la paz · como madrastra, ¡dominar el mundo! (pa qué te voy a engañar)

Three Girls One Beard

Three Girls One Beard

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

mamasenapurosblog

El blog para las mamás como tú

desmadreando

Just another WordPress.com site

Blog de una Mama Diseñadora

Impresiones de una mamá y diseñadora full time

Educando al Bicho

El blog de un bicho que es madre o de una madre que es un bicho, según se vea

Remorada y el Sr. Torres

Historias ilustradas de una limeña y un catalán que comparten morada en Barcelona.

Había una Pez

¡Con lo que yo era! Trucos&Consejos contados con humor: para mamás y bebés... venga, para papás también!

Entremadres

Un espacio para madres como tú

LA MAMÁ ROBINSON

Blog de mamá Robinson

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El sofa amarillo

diseñamos momentos

vaninasblog

En el lio de ser madre.

boticaria garcia

De salud, nutrición y otras pócimas

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

Con botas de agua

En busca del lado creativo de la vida

La niña sin nombre

Aventuras de la niña sin nombre en su globo volador y su malamadre

A %d blogueros les gusta esto: