10 despropósitos de año nuevo

6 Feb

calendario

Sí, sí, ya sé que estamos en febrero, que los días de replantearse la existencia y marcarse metas inalcanzables ya pasaron. Pero comprenderán que quedando restos de turrón en la despensa de la Trifamily es harto complicado pensar en adelgazar 8 kilos de aquí a junio.

Hoy por fin me he nos hemos ventilado el último resquicio de Suchard así que puedo sentarme a meditar sobre mis aspiraciones para este año que ya ha comenzado.

No esperen grandes hazañas del tipo correr todos los días 20 minutos, aprender chino mandarín o leer a Dickens en su lengua materna. Tampoco encontrarán pensamientos profundos tales como “apreciar la belleza en las pequeñas cosas que me rodean” o “disfrutar más de los míos”. Mis propósitos son más aburridos, más de andar por casa… más…. de MADRE.

Aquí van.

1. Dormir más: Parece sencillo, pensarán ustedes. Já. Cuando un propósito no depende únicamente de uno mismo, empezamos mal. Como no puedo luchar contra los elementos (tres en mi caso) que se empeñan en interrumpir mi letargo una y otra vez a modo de tortura china, no me queda otra que acostarme antes para acumular minutos y que así el total de tiempo descansado sea medianamente decente cuando me suene el despertador a las 6:30 de la mañana.

2. Irme a la cama cuando digo que me voy a la cama: Disculpen que me ponga pesada con el tema pero es que llevamos una racha que no se la deseo ni a mi peor enemigo. Existe el agotamiento extremo, se lo aseguro. Así que tengo que poner todo de mi parte para volver a ser persona y no un zombi. Una vez tomada la decisión de irme a la piltra, cogeré la línea recta del pasillo sin mirar atrás. Prometo no distraerme con calcetines tirados en medio del pasillo, sortear los juguetes que haya por el suelo en plan “Misión imposible” e ignorar lo pies descalzos que asoman por fuera de los edredones. Yo a lo mío.

3. Acostumbrarme y acostumbrarles a apagar las luces y cerrar los grifos: Éste es un claro ejemplo de que me voy haciendo mayor y que cada vez me parezco más a mi padre, pero es que somos muchos y hay que apostar por la economía doméstica. ¡Nos subirán la luz, pero nosotros seremos más fuertes! Por lo pronto ya he enseñado a mini-wini a darle al interruptor, lástima que aún no diferencie entre encendido y apagado pero todo se andará.

4. Leer libros: No periódicos ni blogs ni recetas de la Thermomix. Libros de mayores, sin dibujos. ¿Cómo puede una persona que leía todo lo que caía en sus manos dejar de leer radicalmente? Pues se lo voy a decir, porque no es una persona, es un zombi (ver punto 2) y a la segunda línea  sus párpados empiezan a pesar toneladas y ya no hay nada que hacer. No diré si será un libro al mes o al trimestre, pero lo voy a intentar.

5. Enseñarles a recoger sus juguetes:  Siempre fui maniática con mis propios juguetes y no soporto que se pierdan piezas o se mezclen los Lego con los Playmobil. Esto me lleva a implicarme en exceso en la tarea, por no decir que lo acabo haciendo yo. Ya he demostrado al mundo y a mí misma que mi clasificación de vehículos según sean de tierra, mar o aire no tiene parangón, y que nadie como yo distingue de un simple vistazo que ese lazo de 3 mm pertenece a las Pin y Pon, pero ha llegado el momento de dejarles volar libres y que guarden sus juguetes como Dios les dé a entender, pero que los guarden ellos.

6. Ponerme tacones dos veces a la semana: El mundo manoletina está muy bien y es perfecto para mi vida de carreras por la ciudad pero no puedo ser que La Rubia con 4 años se ponga tacones más veces que yo. No way. Confío plenamente en que mis acomodados pies se acostumbren a las alturas si les someto a un duro entrenamiento semanal.

7. Decir menos veces “vengaaaaa, vaaaaaaamos”: me he fijado que siempre estoy metiendo prisa a los niños, porque he dejado el coche mal aparcado, porque se está haciendo tarde, porque hay que irse a la cama, porque se distraen con una mosca volando… Intentaré respetar más sus ritmos caracolianos, armarme de paciencia y no contagiarles el estrés del mundo adulto.

8. Ser más zen: no sé cómo voy a conseguirlo pero tengo que acabar con este nervio que se me agarra en el estómago por esta vida de loca que llevo. Una vida de madrugones, leer e-mails, abrochar sillas, repartir dalsys, tener reuniones, correr, leer agendas, hacer informes, volver a correr… Pero… esta es TU VIDA amiga, asúmelo y BE WATER MY FRIEND. (Nota mental: bajar un CD de música chill-out al coche de ayuda).

Imagen para recordar cuando vaya quemando ruedas porque no llego al cole

Imagen para recordar cuando vaya quemando ruedas porque no llego al cole

9. Dedicarme tiempo a mí: ¡Uyyyy! ¡lo que he dicho! Me cuesta, lo reconozco. Infinito. Tengo que ser capaz de irme a hacer las uñas o a las rebajas sin sentirme culpable. Buscar algún momento ¿al mes? para hacer algo yo sola. Ya ven que en el fondo soy una #malamadre de pacotilla.

10. Escribir más en el blog: Porque me gusta y porque me divierte.

¿Pero cuándo va a escribir Sra. Trimadre si tiene que acostarse antes, leer libros y apagar luces por doquier?

Pues no tengo ni idea, pero ya avisé que eran despropósitos.

Anuncios

22 comentarios to “10 despropósitos de año nuevo”

  1. paula sd febrero 6, 2014 a 8:03 am #

    yo voy a ayudarte mañana con el propósito 9, vale????????

    willing to!!!!!!!

    besos, y no seas demasiado ambiciosa. Un propósito por año mejor

    • trimadre febrero 6, 2014 a 9:55 am #

      Siiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!! qué ganas!! tú como llevas las carreras nocturnas?? te tengo en un pedestal, Y LO SABES. Besazos!

  2. diasde48horas febrero 6, 2014 a 9:37 am #

    Comparto 7 de los 10 despropósitos y vive Dios que algún día conseguiré cumplir alguno de ellos!… lo que no sé es cuando 😦
    Me encanta tu blog así que estoy a favor del punto 10 😉
    Ánimo!!

    • trimadre febrero 6, 2014 a 9:56 am #

      Ay!! esa es la cuestión!! cuándo hacemos todo lo que tenemos que hacer?? muchas gracias por tu comentario, escribo de tarde en tarde, pero siempre vuelvo… Intentaré que sea más a menudo! 😉

  3. Marta febrero 6, 2014 a 12:26 pm #

    Espera, espera, todavía te queda turrón??? Pero si estamos en febrero, y sois un “purrion” en casa!
    Los dos primeros puntos me hago partícipe de ellos, yo me voy a poner un post-it en la frente para recordármelo. Y lo de dedicarte más tiempo a tí, jajajaa, avísame cuando lo consigas, para drme las claves.
    Besos especiales!

    • trimadre febrero 8, 2014 a 9:23 am #

      Sí, increíble pero cierto! Creo que me pasé con las previsiones :S ayer me fui de GTs con otras #malasmadres así que he empezado bien! Ahora lo de dormir nada de nada 😦

  4. Anónimo febrero 6, 2014 a 4:03 pm #

    eres la mejor #trimadre, estás en el top de #malasmadres pero eres la alegría de muchas de nosotras,!!!

    • trimadre febrero 8, 2014 a 9:21 am #

      Gracias gracias!! Aunque lo del top de #malasmadres no sé cómo tomármelo ;))

  5. Cayetana Piney febrero 7, 2014 a 9:45 am #

    Yo también me siento identificada con tus tres primeros despropósitos… Aunque yo soy bimadre , que es distinto…Yo he conseguido empezar a leer y llevar tacones alguna vez al mes, jejeje…
    Mucho ánimo con los “propósitos”!!!

    • trimadre febrero 8, 2014 a 9:19 am #

      Gracias por los ánimos!! Lo de leer es lo que veo más difíciles verdad… Y una vez al mes está muy bien!

  6. remorada febrero 7, 2014 a 1:01 pm #

    tu capacidad clasificadora de juguetes es admirable O_O

    • trimadre febrero 8, 2014 a 9:17 am #

      Tendrías ver cómo tengo los cajones de Ikea, da gloria verlos! Jajaja

  7. Mamá en Bulgaria febrero 8, 2014 a 8:45 am #

    Yo sólo soy bimadre pero casi todos mis propósitos son los mismos (excepto los tacones, a tanto no llego). Haces que suene hasta glamouroso jaja! 🙂

    • trimadre febrero 8, 2014 a 9:15 am #

      La Rubia cuando llega a casa se pone los tacones y yo me los quito, el mundo al revés! Lo de glamuroso ya te lo diré cuando no sienta los pies ;))

  8. Amerikina febrero 8, 2014 a 12:52 pm #

    Yo podría llamarme Nimadre… pero ya que te conozco, te digo que el mejor de los propósitos para tí es ser más Zen… con Teleabuelo o sin él, el resto de los propósitos irán seguidos detrás 😉
    Te prefiero sin tacones pero con salud mental de la güena!

  9. Anónimo febrero 11, 2014 a 1:55 pm #

    ….mira, definitivamente…éste es MI blog, porque cada vez que te leo reflejas (si no al milímetro, casi casi…) MI vida; mi vida de también trimadre que en tus carreras ve las mias (y en tu sueño, tus ojeras, tu vida dentro del reloj, tus ganas de volver a ser algo más que trimadre, las veces que -muy de vez en cuando- lo conseguimos….), en las “experiencias” (véanse trastadas, enfados y rebeldías a veces desquiciantes, pero también conversaciones, ataques de amor, miradas y sonrisas siempre arrebatadoras) de su trop(in)a las de la mía, y en tu ternura y ganas de comprender y aprender de ellos, las mias también. Pues eso, que yo no escribo, ya le digo a todo el mundo, que si quieren saber de mí, pasen por aquí…..;)

    • trimadre febrero 12, 2014 a 10:52 pm #

      Mil gracias por tu comentario!! Me ha hecho mucha ilusión!! Me alegro de que te guste y espero que te sigas pasando por aquí a menudo! ah! Y dime quién eres la próxima vez porfi y así te puedo saludar ;))

      • TRILOCA febrero 13, 2014 a 2:25 pm #

        ugh… es que reconozco que a mí esto me da mucho palo, pero sí, me voy a animar a salir del anonimato, y en este (mi) blog, seré…..TRILOCA *-*.
        Y claro que me pasaré a menudo…..no puedo dejar el blog abandonado! 😉

      • trimadre febrero 13, 2014 a 3:08 pm #

        Mil gracias!!! así te reconozco la próxima vez que comentes ;))

  10. Almudena febrero 17, 2014 a 10:54 pm #

    Eso eso a escribir más en el blog que me alegras el día!!!!!!

    • trimadre febrero 17, 2014 a 11:21 pm #

      Venga, dadme ánimos y así me motivo!! 😉

  11. Mami Katabum marzo 6, 2014 a 9:49 pm #

    Tenemos algunos propósitos en común. Suerte guapa!! 🙂
    No sabes como reí con el lego-playmobil. Yo etiqueté cajas, hice de todo y ahora sólo me conformo con que estén fuera de mi vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CON GORRO . . . Y A LO LOCO

como madre, busco la paz · como madrastra, ¡dominar el mundo! (pa qué te voy a engañar)

Three Girls One Beard

Three Girls One Beard

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

mamasenapurosblog

El blog para las mamás como tú

desmadreando

Just another WordPress.com site

Blog de una Mama Diseñadora

Impresiones de una mamá y diseñadora full time

Educando al Bicho

El blog de un bicho que es madre o de una madre que es un bicho, según se vea

Remorada y el Sr. Torres

Historias ilustradas de una limeña y un catalán que comparten morada en Barcelona.

Había una Pez

¡Con lo que yo era! Trucos&Consejos contados con humor: para mamás y bebés... venga, para papás también!

Entremadres

Un espacio para madres como tú

LA MAMÁ ROBINSON

Blog de mamá Robinson

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El sofa amarillo

diseñamos momentos

vaninasblog

En el lio de ser madre.

boticaria garcia

De salud, nutrición y otras pócimas

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

Con botas de agua

En busca del lado creativo de la vida

La niña sin nombre

Aventuras de la niña sin nombre en su globo volador y su malamadre

A %d blogueros les gusta esto: