No, no y no

23 Abr

Una consecuencia directa de las tardes invernales con los churumbeles y madre encerrados entre cuatro paredes, son las tensiones interfamiliares. Hay días en que los niños se tornan en una especie de bestias enjauladas a los que nada entretiene, salvo liarla parda. Tú lo reconoces, lo hueles según salen del cole porque a uno de repente no le gusta el bocata de jamón que se merienda todos los días y la otra no para de llorar por cualquier tontería todo el camino del cole a casa. Sabes que va a ser un día “D”. Ese día ni se te pasa por la cabeza emprender ninguna actividad medianamente creativa porque sabes a ciencia cierta que acabaréis como el rosario de la aurora.

Tengo dos versiones de estas tardes chungas. En la versión 1 hay dos bandos claramente diferenciados: ELLOS y YO. Ese día ELLOS se llevan divinamente, no se pelean, no se zurran… Pero, ay, es casi peor. Se alían en mi contra. Son compinches y no tienen una idea buena. Impera el despiporre y a cada cosa que dices intercambian miradas cómplices y se ríen en tu cara. En cambio, en la versión 2 hay tantos bandos como integrantes de la Trifamily. Todos contra todos. Se cascan, se gritan, La Rubia rompe la torre de bloques que El Mayor lleva construyendo media hora, éste a su vez decide hacer rallies con el cochecito de las muñecas de su hermana para desesperación de ella, y así toda la tarde.

La presión va in crescendo según pasan las horas. Al principio pones en práctica todo lo que has leído sobre la educación de los hijos y lo aprendido en la Escuela de Padres. No gritas, explicas tus razones con paciencia tratando de empatizar con esos monstruitos. Pero lo cierto es que tienes la sensación de que solo has dicho una cosa desde que traspasasteis el umbral de casa: NO. “No pegues a tu hermana”, “no muerdas a tu hermano”, “no tiréis objetos a mini-wini”, “no subáis al sofá con los zapatos”, “no saques los Lego si no guardas las pinturas”, “no se ve más la tele”… El rincón de pensar está que arde y hay que sacar ticket como en la pescadería.

 graffiti_rincon-de-pensar-1

Lanzas amenazas a diestro y siniestro, desde el consabido “a tu cuarto” a otras más serias y de consecuencias impredecibles como requisar las cartas de los Imvizimals al Mayor. Que te puede salir bien o por el contrario desatar a la bestia que todo niño lleva dentro. Hay que tener cuidado con estas intimidaciones ya que, si no las dosificas van perdiendo fuelle y acaban tomándote por el pito de sereno. O te pasa lo que a mí el otro día, cuando me ocurrió algo terrible. Me quedé en blanco: “O recogéis todos los juguetes o… (silencio) o… (más silencio)”. Nada. Con mi dedo índice amenazante aún en alto, rebusqué en mi mente castigos apropiados para el hecho en cuestión. No me venía nada. Sin dibujos ya les había dejado hace una hora. Sin ir al cumple del día siguiente sabía que no lo cumpliría, y cualquiera que se haya ojeado la revista Ser Padres en la sala de espera del pediatra sabe que hacer eso no es nada nada educativo. Los segundos pasaban y El Mayor y La Rubia me miraban con incredulidad y expectación. Gracias a Dios no tienen 15 años porque habría perdido toda mi autoridad moral por los siglos de los siglos.  Entonces lo dije. Lo más cutre, absurdo, anticuado e inverosímil que se puede decir: “O… ¡se lo digo a papá!”. Creo sinceramente que no fue la advertencia lo que les hizo reaccionar, si no más bien mi mirada furibunda, los ojos de su madre que comenzaban a salirse de las órbitas y las venas del cuello en máxima tensión.

A-veces-me-sacan-de-mis-casillas

En fin, en estas tardes infernales invernales reconozco que al final el “NO” me posee. El “NO” y yo somos uno. Una vez he empezado no puedo parar. De mí boca no sale otra cosa y después de dos horas diciéndolo con toda la razón empiezo a perder el norte y ya es un “sinsentido” total y absoluto del que no tengo consciencia hasta pasadas unas horas.

– Mamá, ¿podemos hacer un dibujo a papá?

– ¡No!

– Mamá, ¿podemos poner la mesa para la cena?

– ¡No!

– Mamá, ¿podemos regalar todos nuestros juguetes a los niños del tercer mundo?

– ¡No, no y no!

Hay veces que llega Tripadre y aún sigo poseída por el Espíritu de la Negación…. “¿Te hago la cena y tú te quedas ahí relajadita viendo la tele?”. “Noooooooooooooo”. Es entonces cuando, ante su cara de asombro, te das cuenta de que se te ha ido de las manos. Te enjuagas las lágrimas y dices muy dignamente… “Bueno, un huevo frito con patatas, pero de las de verdad”.

Luego voy a ver a mis churumbeles ya dormidos, les pido perdón en silencio por ser una madre enloquecida y les prometo recibirles mañana del cole con dosis extra de paciencia.

Y mañana será otro día…

Si os gustan las historias de Trimadre , dadle al botón de “Seguir” y recibiréis notificaciones de las entradas nuevas por e-mail. Y dejadme por aquí vuestros comentarios ¡me encanta leerlos!

Anuncios

4 comentarios to “No, no y no”

  1. lamatoxlahun abril 25, 2013 a 4:38 pm #

    Pues me he entretenido mucho leyéndote, trimamá. Me gusta como escribes. A mí todavía me falta, pero a veces me siento como tú entre mi marido y mi hija. Ánimos!!

    • trimadre mayo 26, 2013 a 8:16 pm #

      Muchas gracias!! Si, la verdad es que desde que nos hacemos mamás estamos de lo más entretenidas. Y perdón por la tardanza en responder, pero me acabo de reincorporar y no doy a basto!!

  2. Mayca mayo 3, 2013 a 1:04 pm #

    ¡Me gusta mucho como escribes! Por eso te dejo un pequeño regalo en el blog:
    http://elgrisdeloscolores.wordpress.com/2013/05/03/un-liebster-award/

    • trimadre mayo 26, 2013 a 8:15 pm #

      Gracias Mayca! Me he pasado por tu blog y me ha gustado mucho. Voy un poco tarde con los comentarios porque me acabo de reincorporar y no doy a basto!! Además me hice un poco de lío con lo del premio porque mi blog es Trimadre y pone Trimadre a los 30, que debe ser otro, aunque el enlace estaba bien. Muchas gracias y a ver si me entero cómo van los premios que estoy un poco pez…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CON GORRO . . . Y A LO LOCO

como madre, busco la paz · como madrastra, ¡dominar el mundo! (pa qué te voy a engañar)

Three Girls One Beard

Three Girls One Beard

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

mamasenapurosblog

El blog para las mamás como tú

desmadreando

Just another WordPress.com site

Blog de una Mama Diseñadora

Impresiones de una mamá y diseñadora full time

Educando al Bicho

El blog de un bicho que es madre o de una madre que es un bicho, según se vea

Remorada y el Sr. Torres

Historias ilustradas de una limeña y un catalán que comparten morada en Barcelona.

Había una Pez

¡Con lo que yo era! Trucos&Consejos contados con humor: para mamás y bebés... venga, para papás también!

Entremadres

Un espacio para madres como tú

LA MAMÁ ROBINSON

Blog de mamá Robinson

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El sofa amarillo

diseñamos momentos

vaninasblog

En el lio de ser madre.

boticaria garcia

De salud, nutrición y otras pócimas

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

Con botas de agua

En busca del lado creativo de la vida

La niña sin nombre

Aventuras de la niña sin nombre en su globo volador y su malamadre

A %d blogueros les gusta esto: