El Capitán SinSueño

14 Feb

Sí amigos. Así se denomina a sí mismo El Mayor, muy orgulloso de ese don que le ha otorgado la Madre Naturaleza de ser inmune a los brazos de Morfeo. Encima, se cachondea.

Sospechamos que cuando rondaba el año de edad, el mismísimo Edward de Crepúsculo, se introdujo en su cuarto por la ventana una noche para pegarle un bocao en toda la yugular, porque desde entonces más o menos, el dormir no es una de sus necesidades vitales. Podría decir que el comer tampoco, pero esa es otra historia.

De pequeña me encantaban las aventuras del Pequeño Vampiro. Ahora no me hacen tanta gracia...

De pequeña me encantaban las aventuras del Pequeño Vampiro. Ahora no me hacen tanta gracia…

Es normal que el niño se considere un superhéroe porque tiene habilidades de las que cualquier humano carece, todavía más sorprendentes si tenemos en cuenta que tiene 5 años. Da igual a la hora que se acueste, que a las 7:30 como muy tarde su reloj biológico da las campanadas y se pone en pie con una hiperactividad que te deja sin respiración. ¿Que fuisteis de boda y se acostó a la 1 de la madrugada? Da igual. ¿Que fue Nochevieja y le dieron las 2 bailando Bisbal? No problem. ¿Que ha estado malo y ha pasado una noche toledana despertándose cada dos horas? No hay dolor. Él ni siente ni padece.

El problema es que al igual que los padres de Superman, los Tripadres carecemos de esta cualidad. Más bien tenemos la contraria. Desde hace 5 años no vivimos, nos arrastramos, por la falta de sueño acumulado. Esta disparidad de caracteres hace que haya choques, sobre todo a esas horas de la mañana en días no laborables.

Por un lado tenemos al Capitán SinSueño que ha tocado diana a su hora estándar, con las 4 rayitas de su batería a tope. Por otro, tenemos a los Tripadres que están literalmente KO, y que con un 99,9% de probabilidades han sufrido varios despertares nocturnos causados por uno o varios de sus churumbeles.

Entonces es cuando tienen lugar conversaciones incoherentes con un intercambio de frases absurdas ya que los Tripadres sólo pueden pensar en una cosa: volver a amodorrarse y cerrar los ojos, aunque sea media horita más. Este pensamiento les ciega y hace que digan cosas incoherentes hasta para un niño que no ha pasado a primaria.

– “Vuelve a la cama y cierra los ojos muy fuerte”. El Capitán SinSueño te mira atónito. ¿Qué parte de que “estoy despierto” no has entendido?

– “Si no quieres dormir, no duermas, pero túmbate en la cama y descansa”. ¿Me estáis tomando el pelo? ¿Un nuevo día lleno de posibilidades se abre ante mí y me dices que descanse????.

– “Vete al salón y mira por la ventana que aún es de noche”. Respuesta: “El otro día en el parque también era de noche y estábamos en la calle”. Más razón que un santo.

– “Quédate en la cama hasta las 8”. De acuerdo, piensa el Capitán SinSueño… “¿Cuándo son las 8?” En tercero de infantil no explican esto… “Toma el despertador y lo miras”, le dice Tripadre muy seriamente. A primera vista, parecería una buena idea, pero cada vez que aparece un 8 en la pantalla El Capitán vuelve a la carga. A las 7:38, 7:48, 7:58… “¿Yaaaaaaaaaaa?”. Es como una tortura china en versión matutino-infantil.

Cuando ya no podemos más, Tripadre reúne las fuerzas necesarias para abandonar el calorcito del edredón, se levanta y le pone una peli. Esto nos da un poco de tregua aunque tampoco podemos cantar victoria y volver a dormir a pierna suelta. Porque o bien en la peli hay un malo malísimo cuyas escenas de protagonismo hay que pasar a mayor velocidad, o por el contrario ocurre algo interesantísimo que en la opinión del Capitán SinSueño es digno de compartirse con sus progenitores aunque ambos estén como troncos, o bien aparece La Rubia en escena, que aunque más dormilona, no puede permanecer ajena a los trajines pasillo arriba pasillo abajo de su hermano mayor. Y de ella, sinceramente, no nos fiamos lo suficiente para que pulule por la casa sin la supervisión de un adulto.

Seguramente entre medias, mini-wini habrá reclamado lo que es suyo, así que se acabó lo que daba. Aquí ya no duerme ni perri. Hay días donde el agotamiento es tal, que los Tripadres hemos hecho turnos para echar otra cabezadita. Uno se levanta con los albores del alba y el otro descansa un rato y a eso de las 9 hacemos el intercambio. De primeras crees que después de dos horas despierto jugando a indios y vaqueros no cogerás el sueño, pero sí se coge, sí. Es cuestión de práctica y supervivencia.

untitled (14)

Gracias a Dios, el Capitán SinSueño como todo superhéroe tiene su Kriptonita que sus papás no tienen inconveniente en proporcionarle para salud de toda la familia: La SIESTA del fin de semana. Conseguir que acceda es chungo de narices y requiere de mucha negociación. En la cama de papá y mamá, después vamos a la piscina de bolas, te compro un Ferrari… todo vale. Pero al final, cae, así que no perdemos la ilusión de que aún haya una pizca de humanidad en su ser. Y por supuesto, detrás suyo caemos todos los demás.

Lo que me da mucha rabia es pensar que seguramente mi madre tenga razón, y cuando tenga 18 evolucionará como un Pokemon y dormirá todo lo que no ha dormido ahora, pero para entonces la que no tendrá un sueño tan profundo seré yo, que estaré a otros menesteres como dónde estará, con quién habrá salido, habrá bebido… y demás preocupaciones maternales propias de la adolescencia de los hijos. He calculado que entre los 6 años de mini-wini y hasta los 14 del Mayor, tendremos 3 para volver a disfrutar del sueño ininterrumpido y levantarnos más allá de las 8 de la mañana. ¿Será posible? Solo de imaginármelo me emociono. La esperanza es lo último que se pierde…

Si os gustan las historias de Trimadre, dadle al botón de “Seguir” y recibiréis notificaciones de las entradas nuevas por e-mail.  Y dejadme por aquí vuestros comentarios ¡me encanta leerlos!

Anuncios

5 comentarios to “El Capitán SinSueño”

  1. Inés febrero 16, 2013 a 9:48 am #

    Me encanta! Mi peque también tiene esos poderes y estamos muertos! Ayer se acostó con 38 de fiebre y hoy a las 6.30 estaba pidiendo Dora!
    El hotel, trimadre, el hotel. Con su buffet, su baño impecable y su cama limpita!!!!

  2. Marian febrero 19, 2013 a 9:48 pm #

    Trimadre!! Tantos años siendo amigas y no sabia que a ti también te encantaba el pequeño vampiro!!. Que recuerdos…. Animo a los tripartes que entre el capitán sinsueño, la rubia peligrosa y mini wini no os aburrís ni un momento el día!!

    • trimadre febrero 19, 2013 a 11:00 pm #

      Jajaja es verdad! Es q no salió el tema ;)) beazos y gracias x los ánimos!

Trackbacks/Pingbacks

  1. La Trifamily y los impresionistas | trimadre - febrero 21, 2013

    […] ← El Capitán SinSueño […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CON GORRO . . . Y A LO LOCO

como madre, busco la paz · como madrastra, ¡dominar el mundo! (pa qué te voy a engañar)

Three Girls One Beard

Three Girls One Beard

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

mamasenapurosblog

El blog para las mamás como tú

desmadreando

Just another WordPress.com site

Blog de una Mama Diseñadora

Impresiones de una mamá y diseñadora full time

Educando al Bicho

El blog de un bicho que es madre o de una madre que es un bicho, según se vea

Remorada y el Sr. Torres

Historias ilustradas de una limeña y un catalán que comparten morada en Barcelona.

Había una Pez

¡Con lo que yo era! Trucos&Consejos contados con humor: para mamás y bebés... venga, para papás también!

Entremadres

Un espacio para madres como tú

Desmadreando

La locura de la maternidad

LA MAMÁ ROBINSON

Blog de mamá Robinson

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El sofa amarillo

diseñamos momentos

vaninasblog

En el lio de ser madre.

boticaria garcia

De salud, nutrición y otras pócimas

Peineta, pintxos y mi monillo

El blog loco de una madre desquiciada

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

Con botas de agua

En busca del lado creativo de la vida

La niña sin nombre

Aventuras de la niña sin nombre en su globo volador y su malamadre

A %d blogueros les gusta esto: