Mentiras maternales

21 Ene

Hace poco más de dos meses que me convertí en “trimadre”, es decir, madre de tres criaturas. En estas semanas de sueño interrumpido, estrés, agotamiento y lactacia materna a demanda, sorprendentemente he tenido tiempo de reflexionar y llegar a algunas conclusiones sobre nuestro nuevo estado familiar.

La gente miente. Las madres mienten. Las madres de familia numerosa mienten.

Que las madres mienten es algo que toda madre sabe desde que empieza a pasear a su primogénito por el barrio. Uno de los temas top-ten es el sueño infantil. Siempre habrá alguna madre cuyo retoño duerme como un angelito desde el primer día: “Uy, ¡el mío desde el séptimo mes de embarazo duerme del tirón!”. Que una piensa, ¿seré la única a la que su hijo de 5 añazos le comenta a las 3 de la mañana que va a hacer pis, luego que ya lo ha hecho y que ya de paso le acompañe a la cama y se quede un ratito?… Otro tema recurrente de troleo maternal es la alimentación. “Mi niña desde los dos años cena judías verdes, coliflor, brócoli, bebe 2 litros de agua y 2 de leche, toma 3 piezas de fruta al día…”. La pobre niña ni juega ni duerme, está todo el día comiendo sano.

En lo que se refiere a las madres de familias numerosas, las mentiras comienzan cuando te ven con tus dos vástagos y llega la famosa pregunta “Y el tercero, ¿para cuándo?” y es un no parar hasta que vuelven a verte con un carrito y los otros dos colgados de tu pierna, y ya no pueden decirte ni mú porque te has convertido en una de ellas y sabes LA VERDAD. En ese momento, sólo cabe lanzarte una mirada de solidaridad y empatía total.

Aquí expongo las trolas más frecuentes que hacen que te lances a por tu tercer churumbel en plan puenting convencida de que tú también puedes:

“El tercero se cría solo”: ¡Ja! A lo mejor a partir de los 35, pero lo que es el mío no se queda solo ni jartito de leche. A él lo de quedarse mirando al techo desde su minicuna no le va, ni siquiera en la hamaquita viendo a sus hermanos correr de lado a lado y como su vida peligra constantemente. Lo que le gusta es que su madre lo transporte como un macaco por toda la casa, bien agarradito a mi camiseta con su mini-mano no vaya a ser que en una curva peligrosa por el pasillo lo pierda.
“Los terceros siempre son buenos”: Aquí la culpa es mía por inocente, porque semejante generalidad no podía ser cierta, pero cuando tus dos mayores han sido dos santos bebés, ¡pues cómo no lo va a ser el tercero!. Pues no. Debe ser que no viene de serie. Por la tarde-noche llorón y con cólicos seguidos de estados de despeje total hasta las 2 de la mañana. Por el día minisiestas de 5 minutos y comilón como ninguno disfrutando de su buffet libre 24/7. Sólo conoce el modo “lloro”, el modo “como” y el modo “duermo”.
“No hay dos sin tres”: Si es que hasta Bisbal me miente. Todo el verano con la misma cantinela, que hasta tripadre se puso el politono en el móvil y al final se te mete el mensaje subliminal en la cabeza. Pero haberlos, hailos. Y tan ricamente. Enrique y Ana, Romina y Albano… será por dúos exitosos.

Tengo que decir que para más inri la madre de familia numerosa que te cuenta estas cosas, por lo general está estupenda de la muerte, no se atisba una ojera bajo sus ojos, sus niños van monísimos y ella también, por lo que no te queda otra que creerla. Es más, de mayor quieres ser como ella.

Véase lo happy y mona que va esta chica con sus pequeños. Eso sí, le faltan 3 si no me fallan las cuentas...

Véase lo happy y mona que va esta chica con sus pequeños. Eso sí, le faltan 3 si no me fallan las cuentas…

Pero ese debe ser el Nivel 2 de “trimadre” al que obviamente no he llegado todavía. A título personal yo sigo enfundándome con mucho esfuerzo mis vaqueros aún a riesgo de sufrir asfixia, el antiojeras que llevaba 2 años casi intacto en mi neceser está en las últimas y en cuanto toco el sofá u otra superficie medianamente confortable caigo redonda cual narcoléptica. A nivel familiar, la cosa no va mejor. La trifamily tarda una media de 2 horas 45 minutos en salir de casa, dejándose gorros y bufandas cuando la temperatura exterior es de 2 grados y olvidándose de sacar algo del congelador para la comida de la prole.

Así que en éstas me hallo. Esperando ansiosa que llegue mi kit de súper-madre junto con el carnet de familia numerosa.

Mientras me llega mi caja con la careta de sonrisa perpetua de Kate Middleton, la liposucción casera y el último look de Olivia Palermo, y cuando los mayores estén en cole, yo achucharé muy fuerte al mini-wini llorón que ha vuelto a traer los pañales y chupetes a esta casa, y un olor a bebé que inunda todos los rincones. Él me mirará con sus preciosos ojos grises y no me arrepentiré ni por un momento de que seamos 5. Eso sí, aquí contaré toda la verdad y nada más que la verdad. Lo juro.

Si os gustan las historias de Trimadre, dadle al botón de “Seguir” y recibiréis notificaciones de las entradas nuevas por e-mail. Y dejadme por aquí vuestros comentarios ¡me encanta leerlos!

Anuncios

11 comentarios to “Mentiras maternales”

  1. Elvira enero 22, 2013 a 9:42 pm #

    Eres la reina!!! Gracias por las verdades, y por tu preciosa familia, que es un poco nuestra también!

  2. Cris enero 22, 2013 a 9:49 pm #

    La cruda realidad de cada día hace que crezcamos y amemos aún más lo que tenemos… Aunque nos demos cuenta de ello a futuro… Bs.

  3. Amerikina enero 22, 2013 a 10:16 pm #

    Ésto es una madre y lo demás son retoques, puros retoques… Sinceramente, me encuentro muy bien rodeada de ejemplos en la vida, pero tu espíritu de sacrificio, humor y genialidad no es fácilmente superable. Eres admirable. La puta jefa, cómo no! 😉

    No sé si alguien recordará cuando nos exáminábamos -sobre todo en la universidad- y días antes del odiado examen que preparabas desde hacía tiempo, estudiando, pese al que decía que éso se lo sacaba a base de copieteo y chuletas… días antes recibes llamada de esa compañera tuya de clase que te hace la ya tan conocida pregunta de “¿Cómo vas?” “¿Por qué tema vas estudiando?” “¿Cuántas vueltas le has dado al temario?”… y a tu respuesta de “Voy por la primera vuelta, estudiando por el tema 14″ compruebas nuevamente que esa llamada no era para interesarse verdaderamente por tu vida y tus obstáculos en el estudio y compartir la miseria sino que tan sólo era para compararse contigo ” Yo voy por el tema 5, segunda vuelta”

    Pues éso. Creo que este ejemplo aclara bastante que todo se consigue con un cierto esfuerzo en la vida… y a la que los niños se les crían sólos y sin ningún síntoma que aparentemente deje rastro o surcos en la fisionomía materna -dependiendo de la profundidad de la implicación- a esa que dice que es madre de unos cuantos habría que verla al pie del cañón… seguro que tiene 8 manos que le ayudan y aún así con mucho morro sigue consiguiendo tiempo para ponerse estupenda y dejarse cuidar con el tratamiento de moda, ya sea capilar, unos rayitos, unas inyecciones por acá y otras compritas por allá… el tiempo es oro y la que aparenta facilidad en su vida es porque a lo mejor no ha necesitado en la puñetera vida ni freir un huevo siquiera, por poner un ejemplo que -aunque pudieran darse casos- quiere resultar lo más exagerado. Y nunca olvidemos que hay muchas personas que son pura fachada. No sé qué ganan con éso porque, como tú muy bien has expresado, llega un día que descubres la frivolidad con la que aquellas palabras fueron dichas y no hay ningún truco que haga que un tercer hijo aporte menos trabajo. La propiedad asociativa, como diría mi madre la matemática, nunca engañó 😛

    Que cuando pasen unos meses, ya verás cómo llega la primavera a tu vida… y a la de los tuyos también. Y comenzarás a disfrutar con más plenitud de aquella mentira que un día te vendieron. Lo sé. Te lo mereces.

    Enhorabuena por lanzarte a esta aventura literaria!

    Un súper abrazo de Ame 😉

  4. Bibian enero 29, 2013 a 9:06 pm #

    Tú puedes!yo soyvmadre de tres mios y tres de mibmarido y créeme qué se puede.algunas cosas son ciertas…eso de qué el tercero es bueno…a mi me.pasó lo mismo,cólicos,no dormir…nada qué ver con losbotros dos.pero duerme.solito y no protesta desde los 5meses q desaparecieron los reflujos y cólicos.los mayores jamás me.han llamado a media noche salvo ocasiones.contadas

    • trimadre enero 30, 2013 a 3:30 pm #

      Eso espero!! Ya me queda menos! Gracias por tu comentario!

  5. marta enero 31, 2013 a 4:30 pm #

    me has encantado!me he sentido super identificada!!yo llevo 1 mes d trimadre y estoy plenamnte feliz!pero tamb plenamnt agotada y deseando entrar en mis vaqueros!

    • trimadre enero 31, 2013 a 4:40 pm #

      Primero enhorabuena!! Y segundo muchas gracias x pasarte x aquí!! Me alegro de q te haya gustado

  6. Inma febrero 5, 2013 a 9:05 pm #

    Gracias por este chat con el que me encuentro tan identificada. Se me saltaban las lagrimas entre la risa y lo identificada que me encontraba. Te propongo un tema, como las neuronas de una madre se atrofian cuantos mas churumbeles vayan teniendo….ese tema también da para mucho. Te mando mucho animo, mi tercero ya tiene 3 años y he de decir que no tengo claro si el primero te cambia la vida o es el “3” quien lo hace. Por animarte un poco el tercero aprende rápido y sin que te des cuenta le tendrás ayudandote.

    • trimadre febrero 5, 2013 a 9:33 pm #

      Gracias Inma!! Me encanta tu comentario y me da muchos ánimos! Tomo nota de tu sugerencia 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

CON GORRO . . . Y A LO LOCO

como madre, busco la paz · como madrastra, ¡dominar el mundo! (pa qué te voy a engañar)

Three Girls One Beard

Three Girls One Beard

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

mamasenapurosblog

El blog para las mamás como tú

desmadreando

Just another WordPress.com site

Blog de una Mama Diseñadora

Impresiones de una mamá y diseñadora full time

Educando al Bicho

El blog de un bicho que es madre o de una madre que es un bicho, según se vea

Remorada y el Sr. Torres

Historias ilustradas de una limeña y un catalán que comparten morada en Barcelona.

Había una Pez

¡Con lo que yo era! Trucos&Consejos contados con humor: para mamás y bebés... venga, para papás también!

Entremadres

Un espacio para madres como tú

LA MAMÁ ROBINSON

Blog de mamá Robinson

muymolon

las cosas que le gustan a mr wonderful

El sofa amarillo

diseñamos momentos

vaninasblog

En el lio de ser madre.

boticaria garcia

De salud, nutrición y otras pócimas

Planeando ser padres

Experiencias reales de padres primerizos

La Madre Tigre

Blog de La Madre Tigre

Con botas de agua

En busca del lado creativo de la vida

La niña sin nombre

Aventuras de la niña sin nombre en su globo volador y su malamadre

A %d blogueros les gusta esto: